Si le pide a su hijo el trabajo que le gustaría hacer más tarde, probablemente dirá «futbolista». Y usted también, no dude en admitirlo: secretamente adula a un jugador que sueña con copiar todos los días en un campo. Esto no es un problema, pero es un fenómeno original que continúa creciendo con la emoción transmitida por estas estrellas de la pelota durante los partidos.

Cuando miras la vida cotidiana de un jugador de fútbol profesional, seguramente verás una vida lujosa, llena de felicidad con una hermosa compañera y hermosos autos. Pero no siempre es tan fácil alcanzar este nivel. Para permitirle comprender mejor su carrera, le presentamos algunos pasos esenciales para convertirse en un futbolista profesional.

Comprueba tu pasión por el fútbol

A pesar del lujo en que viven los futbolistas y la alegría que ves en sus caras, su viaje está lejos de ser fácil y simple. De hecho, para convertirse en un profesional, debe pasar por múltiples etapas y superar muchas pruebas de todo tipo. Si los jugadores muestran mucha alegría en el campo y te hacen vibrar en las gradas, es porque han aceptado los sacrificios y el trabajo duro. Si usted o su hijo desean seguir ese camino, deben prepararse para todo. Para empezar, debes asegurarte de que realmente tiene una gran pasión por el deporte y una devoción perfecta.

Debe mostrar un gran interés por el deporte. Y, sobre todo, debe aprovechar todas las oportunidades para seguir los partidos de sus ídolos y empaparse de su modo de juego. Si accidentalmente pierde una de sus actuaciones, siempre puede ponerse al día consultando todos los resultados de fútbol en vivo También debe descargar algunos videos de los jugadores que más lo inspiran (los mejores goles de Lionel Messi, los desfiles de Ter Stegen o incluso las hazañas defensivas de Sergio Ramos).

Cultivar las cualidades necesarias para convertirse en un verdadero futbolista

Si sueña con una carrera larga y exitosa en el fútbol, ​​debe tener un espíritu ganador. De hecho, para convertirse en un profesional, debe mostrar su espíritu competitivo y su sed de victoria en todo momento. El fútbol no es como la belote, por lo que debes poner toda tu energía y tu ira para ganar. En los jugadores que miras en el estadio o en tu pantalla, las cualidades pueden ser innatas. Pero en la mayoría de los casos, es el fruto de largos años de trabajo, desde la infancia y en contacto con profesionales.

Antes de comprometerse, debe tener como objetivo adquirir habilidades esenciales para su progreso. Como ejemplo, debe perfeccionar sus habilidades físicas, técnicas y personales. Aquí hay algunas otras cualidades que debes cultivar si aún no las tienes:

Un espíritu de equipo y un sentido de compartir;
Carácter duradero y gusto por el esfuerzo;
Determinación para apoyar la capacitación;
El deseo de sacrificar ciertos placeres (comida, salidas, amigos, etc.);
El coraje de dejar la vida familiar, novias y otros;
El sentido de escuchar a los demás y el deseo de aprender;
Disponibilidad para viajar lejos de casa en todo el planeta;
Adaptación a otras culturas, cambio de ambiente y variaciones climáticas;
Una fuerte voluntad para apoyar las pruebas, etc.

Participar en una carrera temprana

Como se suele decir, el futuro pertenece a quienes se levantan temprano. Si desea que su hijo o usted mismo tengan una carrera larga y disfruten de su buena forma por más tiempo, debe comenzar a entrenar temprano. Por lo tanto, es importante ponerlo en el camino del fútbol tan pronto como detecte en él una gran pasión por la profesión. Además, ¿qué padre enamorado del fútbol no querría dar a luz a un gran campeón del fútbol internacional? En este caso, no evite que juegue a menudo con sus amigos del vecindario.